miércoles, 3 de octubre de 2018

Y todo terminó... Recordando, parte 3




Buenas...


Llegó la parte triste...




A primeros del año 2012, Games Workshop anuncia que ese verano habría una nueva edición de 40k.

Tras cómo había ido la 5a edición y sus codex, lo lógico era esperar que el juego no variase en gran medida, que simplemente se corrigiese algunos fallos (que como todo, los tenía) y se aprovechase para dar un nuevo impulso (que realmente no lo necesitaba).

Pero no...GW no hizo eso.

Tal es así, que apenas un año después, puede que incluso menos, pero no tengo ni ganas de comprobarlo, GW tuvo que sacar una nueva edición rápido y corriendo, porque 6a había resultado ser un despropósito, y no digamos ya sus codex.

Es cierto que en 5a había habido alguna escalada, no mucha, porque codexs del principio, como los lobos, eran durísimos, incluso los eldars de 4a. Pero lo que comenzó en 6a, y continuó en aun mayor medida en 7a, fue una vergüenza.

Había ejercitos que no tenían nada que hacer, que pasaron de poder jugarse, a ser injugables. Otros, como los Tau, eran infumables. Había partidas que en dos turnos se decidían, y ejércitos que te sacaban de la mesa en un buen turno de disparo.

Así que, por mucho que lo intentamos, por mucho que le dimos una oportunidad, aquello murió.

Solo tenéis que ver de cuando son las últimas entradas de los blogs de Javi y Álvaro. O incluso de Pascual.

Y en mi blog, bueno, lo intenté...intenté jugar primero de forma competitiva, pero no me apetecía tener que cambiar el ejercito entero.

También intenté jugar de forma light, pero en aquellos tiempos, que queréis que os diga, no era lo que me apetecía.

Lo dejé.
Alguna partida jugué. ¡Hasta pinté un ejercito de Necrones!, y fui a un par de torneos...pero realmente iba por echar el día, ver y comer con los colegas, y poco más.

Dejé el 40k, y empecé a jugar a Fantasy.

Por aquel entonces estaba 8a edición ya, que había que caparla con las reglas de ETC.

Sin las reglas ETC aquello también era infumable...como todo lo nuevo de GW, diseñado única y exclusivamente para vender. Es lo que tiene pasar de una empresa dirigida por amantes del hobby, a una empresa dirigida por accionistas. Pero es cierto que se podía competir de tú a tú.

El problema era, que como cualquier sistema basado en parches, precisaba de unos cambios brutales de ejército cada poco tiempo, lo que, una vez más, lo convertía en inmanejable para mi.

Así que aquello también acabé dejándolo...

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario